esta es la historia de un pequeño swing que comenzó con un aleteo inmenso de lentitudes
en el duro silencio de un cuadrado
y se alimenta con la pura sustancia que escurre de las computadoras
y las dulces miradas de todas las mujeres
que he visto
este es un camino recto por donde circula mi alma
el alma de todos los dinusaurios y periódicos viejos
donde duerme una mujer bicolor
negra y blanca
como los teclados, las fichas de dominó y el ajedrez
una mujer que mira deliciosamente hasta colarse
en los entresijos todos de mis huesos y vísceras
esta es la vuelta a un swing que se repite demasiadas veces
estas son las palabras que me dio la avatara del planeta de los ríos
y calles solitarias
desveladas y terriblemente perfectas para un suicida
esta es la osilación de su piel a las tres de la mañana