Ala deriva

Con el sabor de un recuerdo asociado a tus más elementales deseos
(si quieres un poco herido de tus pensamientos)
caminando bajo la tormenta


bostezando caricias al pasado
caminando en las nubes del futuro


y siempre deslizado en la guitarra
siempre dejando caer tu cuerpo entero en el campo de un yembe

(el cuero estirado de tu alma)

cocinando un viejo ritmo de volcán en nacimiento


enamorado de las piedras


caminando sin saber el rumbo de tus pies


sin preguntarle al movimiento su destino


completamente ido en la perplejidad


dando vueltas cual trompo en las manos de un niño