Bodas de sangre


Que el cardo de sangre anónima sea espuma de ave
Porque yo de este magma
Del aluvión de baba de rabia
No sé hacer magnolias vírgenes

Que el perfume fantasma de un niño dulce
No se ría del invierno

No sea yo la coda no hecha
La poda no transida del jardinero
Que no vio en mí el principio perfecto de la belleza besada

Yo quiero esa flor lánguida del pantano de tus ojos
Los alados vientos que soplan de la nada
En el caballo que recorre las viñas
Donde los amaneceres son la ebriedad futura de las fiestas

Ah que yo sea la sonrisa de la novia el día de su boda
Y se levante la novia como en el día de las risas

Que sean las palmas una música perenne 
Tac tac tac los pasos que golpean la madera de los árboles muertos


Que las viñas crezcan bajo el brazo broncíneo de nuestros hijos
Nacidos para dar continuidad a otras bodas

Verde que te quiero
Verde para el futuro café del piso y los muebles
La alacena y el sillón
De árbol dulce nacido en el campo
Cortado con la bella fuerza combinada del hacha y el fuerte brazo de mis hijos

Tal como yo corté por ellos este campo yermo
Y que después
El futuro inexorable del arte haga obra de teatro

Donde todos conjuguen su felicidad en una plataforma de concreta forma
Y la buena cebada añeja por otros brazos conviertan en cerveza para los festines tumultuosos

Oh vida oh gloria de los círculos concéntricos de la fe
Li
Ci
Dad