Instrucciones para los tiempos ogros

Guiarse como ciego

En el momento de caer sobre la luz

Volverse viento y agitar

Aunque el desierto aparezca espejismos de otra índole

Para naufragar en el vacío

Y llenarlo de arbolitos y caminos encontrados

Dibujando garabatos y comiendo de la tierra

Saludar a los fantasmas

Sonreír como loco a los arbustos

En la acera acostados soñar con los peatones

No importa equivocar el paradero

Importa ser centrífugo y despejar como cohete


--Un momento

¿Vives lleno de gotas irisadas

llevas miles de millones toneladas de silencios?

Come y vomita tus palabras

Y mira cómo avanzan de puntas por los cuerpos de la gente

Que el horizonte es curvo como cuerda de saltar

Y aún así se oscurece en sus dominios--


La cuerda sueña la tensión

Y el espacio espera el movimiento

Aunque se pudra la locura

Tendremos que volver a caminar

Respetados por las moscas

Perdidos viciosos de la luz a goterones

No es la verdad lo que nos lleva a ser otros los mismos

Querrán por siempre ser los mismos los otros

Para llenar los pulmones de nubes y de cerros

Para atinarle al sol por el poniente

--Metáfora perfecta de la posibilidad--

Para bailar en el suelo

O en las gargantas de los que corren

Sin la remota esperanza de encontrar ayuda

Bailar en sus muelas

Con el debido respeto que guardan los tiempos ogros

Una vez vista una rendija de luz

Todos tendrían la oscuridad por sustento


La ciudad es la flor de los ruidos

El viento es la música del árbol

La vida su danza

Y hay un soplo de mujer y su cabellera

Circunstancia y pulpa

Y por ahí te vas