Mínimo


Lo que verdaderamente intento en esta vida
Es dar un salto de campamocha directamente proporcional a mi cerro favorito
Impregnado de ese poder cotidiano que da el soñar con platicar de tú con los esquilines
Navegar con los ojos las curvas celulitosas de las nubes gordas de gotitas de mar
Y no morir en el intento

Lo que verdaderamente habría que comenzar yo a hacer ora que hay tiempo
Es viajar al patio sitio un paso o dos más allá del último rincón de tu cuerpo amadas todas
Partículas tuyas muchas a mis siniestras tendidas
Pero no me alcanza para el pasaje y estoy muy ocupado en morir largamente esta mi vida

En realidad de verdad lo que debería yo decir a estentóreo grito de mariachi
Sin pena ya
Sin paladar peludo
Ni siquiera asoma a mi pobre mente esclava de sí misma Sísifo de un poema no posible
Para mi nacido en pos de tus ojitos
Oh mi escuincla